LA CULPA LA TIENE NICANOR…

Texto: Leopoldo Martin Ramos


Sus frases, fueron más que un antipoema, o una disquisición  importante de quién maneja números, cómo matemático y físico,  aparte de  ser, en palabras del  crítico y teórico literario estadounidense Harold Bloom, “incuestionablemente, uno de los mejores poetas de Occidente”. Esas frases  me atiborraron de ideas para una reflexión.


Así, entre Nicanor, Gabriela, Pablo,  Carlos y el “pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”, comencé a lucubrar …


¿ Por qué Nicanor… ? porque me hizo recordar asuntos de la contingencia que duelen mucho: las estadísticas mal habidas del censo 2012, que hizo arrancar frases de perdón al primer hombre público chileno a cargo de la gobernanza del país ( y a propósito de gobernanza, una frase que viene a cuento en su dirección de internet:

https://www.facebook.com/NoTimeToWasteFB :  

“Cada 24 horas mueren de hambre en el mundo unas 100 mil personas, entre las cuales 30 mil son niños con menos de 5 años de edad. En los países en los que este flagelo universal no es parte de la vida cotidiana, son pocos los que lloran y se conmueven.  ¿Cuáles son las causas de que el mundo se haya convertido en un sitio tan injusto ? )


Escribir sobre estadísticas no alienta mis afanes, porque para hablar de números, tengo en casa –a mucha honra y formidable orgullo- un doctor en matemáticas … mi hijo mayor … así, mejor  me voy por el lado de los poetas …


“ Su oscura ración de pan / comió el campesino en el campo, / estaba solo y era tarde, / estaba rodeado de trigo, / pero no tenía más pan, / se lo comió con dientes duros, / mirándolo con ojos duros.”


Descripción notable para una denuncia social … Pablo Neruda, la hace en su poema “El gran mantel” … sus versos calan profundo y desasosiegan, privándome de la calma … más aún, cuando explica lo de los dientes duros… con ojos duros … ( en otra estrofa, agrega: ) “Tener hambre es como tenazas, / es como muerden los cangrejos, / quema, quema y no tiene fuego: / el hambre es un incendio frío”
 

Esquivo la denuncia, recordando con repulsa días ingratos … 

Me las endilgo hacia Gabriela … aprisionando en mis recuerdos la imagen de mujer buena …, así  la rememoro. Encuentro sus versos: “Pan” (  Poemas de Gabriela Mistral  http://www.pormsd-del-alma.com/pan.htm//ixzz2brT1dVVi  ) 


Comienza hablando de un pan olvidado en la mesa, para recordar luego a su madre y a su propio parto convertido en versos:


“ Huele a mi madre cuando dio su leche, / huele a tres valles por donde he pasado: a Aconcagua, a Pátzcuaro, a Elqui, / y a mis entrañas cuando yo canto.”


¿ Cómo son los sentimientos de los poetas ? ¿ Cuánto tienen de locuras, divagaciones o enfrentamientos con realidades que son más duras que las imaginadas ? Acaso en las respuestas a mis dudas, se entenderán mejor los versos siguientes:

 “ La mano tengo de él rebosada / y la mirada puesta en mi mano; / entrego un llanto arrepentido / por el olvido de tantos años, / y la cara se me envejece / o me renace en este hallazgo. ” 

“Pan amasado”,  la obra excelente de mi amigo, en cuanto pintor, Carlos Abarzúa Zapata …  ¡ cómo destaca  la mezcla batida por manos  tiernas  para diluir los grumos ! con la fuerza,  la dedicación, todo el ser dispuesto en la faena … la hembra buena –en el sentido más noble de mujer hacendosa-, la madre dulce que no escatima  esfuerzos para alimentar la prole …


Si ya se perciben los olores del pan salido del horno de barro, para saber a cielo … si éste tiene gusto a cosas gratas …

A propósito de cielo …, como entelequia –esa cosa irreal, que no puede existir en la realidad-, retumban las frases de la plegaria matutina: “el pan nuestro de cada día dánoslo hoy …”  

Por más que impetremos  el obsequio de la divinidad, no logrará materializarse sino a trueque de la admonición  que traduce la expresión bíblica –Génesis 3:19-  “ Te ganarás el pan con el sudor de tu frente”… cualesquiera sea, por estructura, condición o forma, siempre que dignifique a quién lo ejecuta … un trabajo decente en su origen y destino …

 
Por menuda que resulte la merienda sabrá a cielo, si deriva de la solidaridad o la filantropía … ¡ sólo cuando el decoro alienta las acciones !


¡ La culpa la tiene Nicanor ! así marqué el texto sin parar miente en que una reflexión sobre “el pan nuestro de cada día” pierde consistencia de tal si afana sus argumentos en la culpabilidad de personas o cosas … ( si alguna culpa tuviera Nicanor, es haber favorecido con sus dichos, las bobadas de este escrito …) ¡oh, torpe de mí ! recién advierto que  refiero frases y dichos, que no he transcrito … ( reparo mis carencias : )
 
“ Hay dos panes. Usted se come dos. Yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona.  Nicanor Parra”


… más que un antipoema, o una disquisición  importante …

A usted, Mi dilecto Amig@, gracias por haber ocupado vuestro precioso tiempo en atender estas cuartillas … sólo la bondad y ternura … ( a propósito de ternura … y de pan … me acordé de Alberto Cortez … )


“ miguitas de ternura yo necesito / si les sobra un poquito /
 
démelo a mi,”

¿ se acuerdan de los versos de esa hermosa canción: “ Miguitas de Ternura” ?


Las reclamo como salario justo de mis tareas y recuerdos… 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *