EL APRENDIZAJE DEL PERIODISMO ESCRITO, COMPARTIDO CON LA DIRECCION DE PRENSA EN “RADIO PORTALES”  (GENTE DE RADIO Nº 13)

TEXTO:  LIBRO  (GENTE DE RADIO Nº 13)

EL APRENDIZAJE DEL PERIODISMO ESCRITO, COMPARTIDO CON LA DIRECCION DE PRENSA EN “RADIO PORTALES”  

De cómo el quehacer sacrificado forma al periodista… en tiempos en que no había escuelas de periodismo universitarias se llega, con la práctica diaria, a ser periodista colegiado en la entidad gremial. El ingreso a Radio Portales, para realizar simultáneamente ambas funciones, hasta que “terminó mi trabajo en Radio Portales cuando el once de septiembre (de 1973) todo el país fue golpeado por ese terremoto que cambió la historia”…    

(GENTE DE RADIO Nº 13) LEOPOLDO.- Estamos conversando con el periodista Ciro Vargas Mellado… En nuestras conversaciones anteriores quedamos con toda la visión de su actividad, permanencia y trabajo cultural en la ciudad de Chillán… De ahí, desde Chillán a Santiago … desde Santiago a otros lados –ya nos lo dirás- y de otros lados de vuelta a Santiago… ¿Podrías hacernos una línea cronológica, más o menos breve, de tus actividades principales en este lapso?

CIRO VARGAS.- Mi vida en Santiago se inicia el año 1964. Fue en esa época cuando ya casado con quien es mi esposa, Sonia Roa Mena, nos vinimos a establecer en Santiago y aquí empecé a trabajar en el diario “Última Hora”, cuyo Director era nada menos que José Tohá González… quien posteriormente fue Ministro del Interior y Defensa durante el gobierno de Salvador Allende.

Bueno, con José nos unía una vieja amistad que nació por allá por Chillán, y él tuvo la gentileza de ofrecerme un puesto en su diario y así fue como me inicié en el plano periodístico aquí en Santiago, con los inconvenientes propios de quien desde la provincia llega y enfrenta una realidad absolutamente distinta, desconocida… Y ahí estuve, entonces, diez años trabajando en el diario “Última Hora”.

LEOPOLDO.- En Chillán, la actividad radial en la cual había un encuentro permanente con la noticia, ¿significó un trabajo en el diario, propiamente tal?… Porque lo que acabas de contarnos es que de la actividad radial se llegó a la actividad del periodista; es decir, desde “la voz”, a trabajar directamente con la imprenta… Esa realidad diferente creo que sería bueno que la contaras…

CIRO VARGAS.- La experiencia fue, desde luego, muy exigente porque yo no había trabajado profesionalmente como periodista allá en el diario “La Discusión”, en Chillán… había estado específicamente concentrado en la radio.

Bueno, acá ya enfrenté, entonces, el periodismo escrito. Era un diario. Felizmente, encontré un ambiente grato y acogedor, donde me enseñaron…, en realidad, los periodistas de experiencia, profesionales antiguos me acogieron y me fueron apoyando y orientando en la realización de mi trabajo. Significaba eso que yo me quedaba a veces hasta las once o doce de la noche, arreglando o tratando de hacer lo mejor posible la tarea que me habían encomendado… Era una exigencia enorme, pero siempre tuve alguien a mi lado que me decía: “ Esto tienes que hacerlo así… esto tienes que hacerlo en esta forma”…

Yo empecé allí, desde abajo, a hacer el periodismo… No había en esa época… no existían las Escuelas de Periodismo… Nos hacíamos los periodistas “a pulso”… así, en el ejercicio de la función periodística y ése es mi caso…

Yo, después, me incorporé al Colegio de Periodistas, pero después de haber cumplido un período determinado de ejercicio diario de la profesión. Primero, como digo, en el diario “Última Hora”, donde encontré un muy buen ambiente, y después ahí me vinculé con la Radio Portales… Trabajé durante muchos años en ambas partes … terminaba en el diario y me iba a la radio y viceversa… Entonces era una doble tarea que hacía con mucho entusiasmo, con mucho esfuerzo y hasta con mucho sacrificio…

LEOPOLDO.- Me imagino que este sacrificio y esfuerzo insumía bastante tiempo todos los días, tanto para ejercitar el periodismo escrito como para la actividad radial. ¿Quedaba tiempo para algunas actividades culturales aquí en Santiago, o de vueltas en provincias porque tengo entendido que el Instituto de Extensión Cultural de Chillán seguía funcionando con sus afanes en ese tiempo y en esa ciudad?

CIRO VARGAS.- Efectivamente, el Instituto seguía trabajando, pero yo ya estaba medio desvinculado… El tiempo no me permitía preocuparme más de lo que estaban haciendo mis amigos allá en el sur… así es que, ocasionalmente, les podía aportar algún material… les enviaba alguna grabación, algún libreto… Ayudábamos dentro de lo que podíamos.

Sonia, por su parte, incursionó en el teatro… Fue a Chillán, incluso, a presentarse en dos oportunidades… en dos obras que llevó Enrique Gajardo por allá… Entonces, así nos íbamos alternando… pero el tiempo se hacía ya poco para poder cumplir con el compromiso de los dos trabajos…

Sin embargo, no hubo quejas y llegué a ser Jefe de Redacción en el Departamento de Prensa de la radio Portales, que en ese tiempo era “la primera de Chile”. Y realmente era así, porque era una radio sumamente escuchada y en la que trabajaban periodistas de gran prestigio… como Luis Hernández Parker… Estaban por allá Germán Gamonal, Frida Modak y otras figuras del periodismo que constituían el equipo de la radio…

Era una radio eminentemente informativa… y ahí disfruté una enormidad, porque el trabajo resultaba muy estimulante… y ahí estuve… había dejo ya el diario y me dediqué exclusivamente a la Radio. Y terminó mi trabajo en Radio Portales cuando el once de septiembre (de 1973) todo el país fue golpeado por ese terremoto que cambió la historia…

Imagen: Archivo de la etiqueta: Germán Gamonal crónica política Chile Radio Portales

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *