MENDOZA: OTRA EXPERIENCIA CINEMATOGRÁFICA… (GENTE DE RADIO Nº 21) 

Texto:   (GENTE DE RADIO Nº 21)

 

MENDOZA: OTRA EXPERIENCIA CINEMATOGRÁFICA…

 

Un par de simpáticas situaciones dan cuenta de las actuaciones para el cine y de un atraso en vuelo a Chile, por inadvertida llamada para subir al avión…

(GENTE DE RADIO Nº 21)   LEOPOLDO.- Me parece que no fue la única incursión en cine… Estuvieron, también, en otra parte filmando…

SONIA ROA.- ¡Claro! Fíjate que… (se ríe copiosamente)… tenemos muchas otras experiencias cinematográficas… En Chile también… Pero la experiencia que te vamos a contar la vivimos en Mendoza… mucho, mucho antes del Golpe Militar, mucho antes de irnos a vivir a Venezuela… cuando recién estábamos casados…

Como no habíamos tenido una luna de miel porque no teníamos dinero para ello… entonces con el primer sueldito de Ciro, ya una vez en Santiago, lo hicimos… Quisimos ir a Mendoza y resultó en un viaje muy accidentado… Parece que nos llevaron en un viaje de drogas, para allá, porque nos llevaron a toda velocidad… casi volábamos… casi volábamos en ese bus para allá… La cosa es que llegamos allá a Mendoza… pero era Mendoza… así, chiquito… un pueblito… bueno, muy insignificante… en ese entonces…

Un día andábamos con Cirito en un tour… y el vehículo en que viajábamos se detuvo frente a una plaza… la plaza principal… y el hombre –el guía- dijo: “Bueno, salgan a recorrer y nos encontramos aquí a tal hora …” ¡Perfecto!

Y nosotros, con Ciro, que andábamos mirando por aquí y por allá… nos encontramos que había un grupo de gente que estaba filmando… una teleserie. O algo así estaban filmando… cuando de pronto se acerca un joven… buen mozo, como son los argentinos y con voz de mando… ni siquiera preguntando… me grita: “Oye, mira… vengan chilenos para acá, ustedes pónganse aquí, pónganse allá… pero, vengan… los escuchamos hablar… y ustedes son chilenos”.

“Si, somos chilenos”, respondimos… ¿Por qué no nos ayudan a ilmar una teleserie?”. “Claro, ¿por qué no?”… Ciro me apresuraba: “Sonia, nos están invitando… vamos… pero vamos … ya” … “Listo, ¿qué tenemos que hacer? Y vinieron las instrucciones: “Ellos (los actores) estarán conversando y ustedes pasarán por aquí… caminan lento… y luego, van a volver a pasar frente a ellos …”.

Lo comenzamos a hacer… “¡No, no quedó bien… pasen de nuevo…!”, eran las indicaciones… En uno de estos paseos pasaron por nuestro lado los compañeros del tour y nos vieron que estábamos ahí… y nos exigían: “Vámonos ya, que es la hora de regresar al bus” … Y nosotros … “Estamos filmando una escena de una película, así que no podemos ir ”…

Y en el bus… el chofer: “Hay que regresar“…¡No… hay que esperar a los chilenos que están filmando una película en la Plaza de Armas” (Sonia, no puede continuar el relato, riéndose…).

CIRO VARGAS.- Si, efectivamente, con esa frase se rubricó toda esta anécdota que fue porque nos solicitaron colaboración para que camináramos frente a la cámara, y cuando alguien –el guía- dijo: “ya toda la gente arriba, para que nos vamos…”, salieron voces que gritaban: “¡No, no pueden porque están los chilenos filmando…!” (risas incontenidas …). Los chilenos éramos nosotros que estábamos metidos en esa película, en esa teleserie, ¡no sé!, pero no requerimos más detalles…

SONIA ROA.- Oye, y no solamente para filmar películas hacíamos historia en los grandes acontecimientos… Íbamos en el avión … porque nosotros, el año 1986 hicimos una pequeña escapada para acá… Estábamos en Venezuela y vinimos para acá para Santiago, porque mi mamacita se iba a someter a una operación que era medio de mucho riesgo… Entonces vinimos por una semana y el avión hizo escala en Cali, Colombia.

Bueno, la poca experiencia nuestra y yo era la segunda vez que viajaba en avión… Entonces… subir a los aviones… que hablar en un idioma… que escuchar en otros idiomas… llamados por aquí… llamados por allá y fíjate que nosotros estábamos muy tranquilos esperando que nos llamaran… y Ciro me dice: “Mijita, antes de subir al avión voy a ir al baño” … “Bueno, ya … pero tranquilo, porque todavía no nos llaman” … Y Ciro va a sus diligencias…

Y a cada rato la voz del aviso: ”El segundo llamado para Buenos Aires”… “Tercer llamado para Buenos Aires”… Entonces, yo me acerco a una señorita que estaba haciendo los llamados y le pregunto cuándo van a llamar para Chile… “Están llamando a Buenos Aires… ¿cuándo nos llamarán a nosotros…?

“Pero -nos dice, sin mucha amabilidad-… es el tercer llamado para Chile… y nos faltan dos pasajeros… no sabemos donde están … y el avión no puede partir mientras no lleguen esos dos pasajeros”… Entonces le dije: “Seremos nosotros con mi esposo… que anda en el baño… ¡Ah, pero ahí viene…! Y Ciro venía silbando plácidamente y yo haciéndole señas alborotada… “Te están llamando, apúrate, ven rápido”…¡Y hemos subido con una vergüenza enorme al avión!, y estaban todos los asientos ocupados y no partía ese avión mientras no llegaran los pasajeros chilenos que les faltaban …

LEOPOLDO.- Me imagino que fueron recibidos con aplausos… (risas)… y pudo el avión seguir el viaje a su destino…

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *