RECUERDO DE CARLOS LIBERONA


La familia, Amigos, Compañeras y Compañeros de Carlos Liberona nos reunimos a celebrar, recordar, compartir el ayer, el hoy y el devenir después de 10 años de su partida.

 

En esta cita de honor a nuestra figura central que nos convoca, compartiremos las tradicionales Longanizas de Chillán con Papas Cocidas, acompañadas de variadas ensaladas especialmente para vegetarianos.

 

Este encuentro se hará el día sábado 15 de junio a las 18 horas en la sede de la Central General de Trabajadores –CGT, ubicada en calle Dieciocho Nº 45 a 2 cuadras del Metro Los Héroes. Te esperamos. Adhesión $ 5.000 (cinco mil pesos)

 

 

NOTAS

Para quienes pueden transferir lo pueden hacer en los siguientes datos 

Nombre   Ulride Messner Liberona

Rut     14.485.234-6

Número Cuenta Rut 14.485.234

Correo   carlosliberonasiempre@gmail.com  

Se aceptan todo tipos colaboraciones ya sea para beber, o intervenciones espontáneas a través de nuestro micrófono libre.

https://leomartinramos.blogspot.com/2013/06/carlos-liberona-vergara-el-amigo-ausente.html

CARLOS LIBERONA VERGARA … EL AMIGO AUSENTE ….

En la presentación de un video que estuve trabajando con mucho fervor, escribí las frases siguientes:

“ Recuerdo emocionado para el amigo ausente … Carlos comenzó a transitar en estancias desconocidas, en un día como hoy -12 de junio – del año 2009 … recordarlo, es el mínimo tributo a la amistad de un hombre trascendente por su legado … en este documento, su expresión poética; una faceta hermosa de su vida hermosa, sufrida y de generoso altruismo”.


La tarea comenzó con la lectura repetida de párrafos diversos de un libro especial “ Memorias de un Labrador de Futuro.  Carlos Liberona, el amor y la lucha”, editado por Lucía Sepúlveda Ruiz. Sobre ella, se escribe en la solapa inicial: “ La editora es periodista ( Universidad de Chile ). Autora de “119 de nosotros” ( Lom, 2005 ), y co editora junto a Gustavo Marín y Carlos Liberona de “Los Militares, la Paz y la Democracia” ( Ayun 2006 ). Especializada en temas ambientales, trabaja en la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas (RAP/Chile) y participa en la Comisión Ética Contra la Tortura. Colabora en medios electrónicos como Rebelión, Clarín de Chile, Piensachile y en la revista Punto Final, en temas relacionados con pueblos originarios, derechos humanos y la memoria ”.


Ula Meissner, escribió el Capítulo II “ Carlos puertas adentro ( o Carlos y el amor)”, un texto biográfico muy hermoso que contiene un relato pleno de sentimientos nobles, amalgamados con varios poemas del “Labrador…”  ( habremos de bocetar algunas cuartillas algún día, para compartir lo excelso de una relación excepcional … unos versos de Carlos, para la dama de sus afectos,  anticipan mis decires con una galanura envidiable:


“ TE AMO ahí en esa distancia gigantesca / te amo por sobre el mar y por sobre las estrellas / contra lo que yo amo y se ha quedado / como un guerrero entrampado en los recuerdos ” ).


Del poemario de Carlos, elegí para el documento audiovisual, el poema: “ AUTO – REQUIEM  o TESTAMENTO ” … sus versos me conmovieron por la fuerza de su rebeldía para enfrentar la partida … convencido  como estaba –quienes, al igual que él, saben del dolor de la tortura, del miedo a la incertidumbre ( en otros versos, Carlos habla del miedo a la vejez ) y de la impotencia sobre la brutalidad humana- … su verso final, resulta ser el grito que permanece: “ ¡ no es cierto que he muerto ! ”


Mi amistad con Carlos tuvo matices diversos … apareció en mis aprendizajes del intelecto y vericuetos del arte, cuando toda su experiencia humana, política y social había dado cuenta de sus esfuerzos y sacrificios acaso más duros y fructíferos para su ideal …


Existieron circunstancias que en alguna medida nos hermanaron, pero que se desarrollaban por carriles diferentes: fuimos hijos de un colegio –modesto en esos años, por sus incipientes comienzos- que nos dio los instrumentos profesionales: Instituto Comercial de Chillán … Carlos logró posteriores estudios universitarios de Sociología … yo me quedé con el honroso título de Contador General … él vivía en el “Barriazo” –como bautizó a la modesta población chillaneja del sector ultraestación de ferrocarriles- yo moraba en el barrio pobre que había alrededor de la vieja iglesia franciscana, en el lado opuesto de la ciudad … ( aunque mi deuda se agrande, prometo unas cuartillas de las imberbes correrías de entonces ) 


Cuando escribo de sus tiempos duros, tengo a la vista parte de las frases escritas en la contratapa, las cuales transcribo ( no para escatimar mis decires, sino porque ellas son precisas y hechas con profesionalismo por su editora): “Esta es una obra de autor: de Carlos, que interpreta su infancia, su militancia revolucionaria, la prisión y su exilio europeo. Por lo tanto tiene que ver con la historia de Chile antes y después de la dictadura, y está cruzada también por su visión de la historia del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR, partido en que Carlos militó ”.
Creo oportuna una declaración, la que forma parte de mis datos personales en el sitio web que poseo: www.salvadorallende-elhombre.cl : “ Una necesaria presentación personal, sólo para favorecer el buen entendimiento de mis ideas, las más de las veces precarias de enjundias y alborotadas por los sueños;


Ciudadano insatisfecho y descontento del ejercicio político; tal vez por eso, no involucrado en los afanes de una militancia partidista;

Adscrito a una visión no confesional de la experiencia humana; creo en los castigos y premios humanos que generan mis particulares comportamientos, por lo que no aspiro a parcelas lejanas a la buena tierra que me cobija;

Convencido que las utopías suelen eclosionar en realidades de finas y amables estructuras;


Comparto la manifestación de quienes participan del ejercicio de la política como instrumento de uso colectivo fundado en los valores humanistas de la libertad, la prosperidad, el desarrollo de los individuos – y a partir de éstos – el desarrollo de la sociedad, y trabajan decentemente para potenciarlos ”.


Es por estas ideas que fue fácil caminar con Carlos,  juntos … por el ancho puente del respeto mutuo … compartimos los elementos factibles de armonizar en una comprensión amable de la convivencia humana … y esa fue la urdimbre fácil que aportó ternura y bondad a nuestras apreciaciones del acontecer ciudadano …

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *