“ … HABLAR EN BONITO … “

Texto:  Leopoldo Martin Ramos

“ … HABLAR EN BONITO … “

Cuando Rosaura San Martín, florista, dueña de un puesto en la Pérgola antigua de San Francisco, le dijo: “Te voy a decir, Carmela como te debes portar para ser una gran dama sin tener mucho que hablar” ( y dio lecciones juiciosas ), Carmela, la de San Rosendo, cantó feliz: “ Ay, como es sencillito / ay, hablar en bonito / y yo voy a aprender ”…

Sin pretensiones de ninguna laya, el relato de la histórica revuelta por defender la Pérgola de las Flores, sirve para razonar sobre un aspecto de los aconteceres de Octubre del 2019: el hablar “ no bonito” que apabulló a multitudes, en estos días…

Una frase torpe, para calificarla con generosidad: “SABÍAMOS QUE HABÍA DESIGUALDAD, PERO NO SABÍAMOS QUE LES MOLESTABA TANTO “ ; luego, una advertencia ingenua: “ aprovechen de racionar las comidas, y vamos a tener que disminuir nuestros privilegios y compartir con los demás”

Ambos exabruptos, despectivos, contenían buena cuota de menosprecio.

Hablar “en bonito” exige de los hablantes, un primer aporte: generosidad en el trato; sin sobrestimar a nadie. Un mirar directo a los ojos, resulta ser un buen comienzo.

 Los contertulios que dijeron esas frases son gente pública, y por ello agregaron más escombros a sus decires. Acaso sea bueno traer a cuento los consejos que dio Don Quijote a Sancho, al ir éste a Gobernar su Ínsula: “ Haz gala, Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores; porque viendo que no te corres, ninguno se pondrá a correrte; y préciate más de ser humilde virtuoso, que pecador soberbio…” 

 El consejo aquel es Sayo, holgado y sin botones, para Funcionarios de alta Oficialidad, que festejaron circunstancias incómodas de los numerosos parroquianos que las sufrieron: ( el uno) recomendando comprar flores porque estaban a mejor precio, (el otro) sugiriendo levantarse más temprano, para ganar algunos ochavos por tarifas rebajadas… ( un tercero, que merece el Sayo apretado y con botones, por agregar insólita prepotencia… ) “ NO VAMOS A SUSPENDER NUESTRO PROYECTO POR UNA MARCHA”…

 Hablar “en bonito” resulta arrullo, sentencia, consuelo y vigor cuando los decires son manifestaciones de la Verdad…

 El Oficial Mayor tuvo el exabrupto superior, para inflar su egolatríaa, entonces propaló una falacia …

 ¿ Con cuales títulos pretendió aquietar ánimos o modificar conductas ?…

 La respuesta cabalgó airosa en una Bandera Patria: “Chile despertó…”, anunciaba en letra grande.

 Una marcha de más de un millón de almas, unidas por un sentimiento común, hizo posible que esa bandera ondeara cuadras y cuadras, por las Alamedas y hacia el Oriente en una tarde de sol intenso.

 Acompañaron su tránsito cantos alegres, manos multitudinarias de todas las edades: mujeres, hombres… niños, adolescentes, adultos y ancianos… vociferando en jolgorio de chinchineros, flautas dulces, y guitarras:

“ NO ESTAMOS EN GUERRA” …

 Una Verdad gritada por miríadas de voces que repitieron el estribillo esperanzador, alegre, ingenuo, de la Carmela, la de San Rosendo:

 “ Ay, como es sencillito /

ay, hablar en bonito /

y yo voy a aprender ”…

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *