TEXTO: LEOPOLDO MARTIN RAMOS

COLLAGE PARA DIFARIAR SUEÑOS DE PESADILLA…

Collage, por unir distintos elementos…

Difariar, por hablar necedades (¿?)

Sueños, por hacer conscientes los pensamientos

Pesadilla, por angustia, ansiedad, miedo o terror…

Dos razones para la descripción del Título de estas cuartillas:

  • Anticiparle a usted el contenido, para desincentivar su lectura, si espera leer otra cosa,

  • hacer el contrapunto de sentimientos, que suelen coincidir en un drama inesperado, un final feliz…

Comienzo mis difariados ( alteración fonética de desvariar) … o, si lo prefieren, mis desvaríos:

Rubén Cárcamo Bougarde, cambió la foto de portada de su página de Facebook. Hermosa imagen de un grupo numeroso de personas, cumpliendo con la exigencia de usar mascarilla facial, exigida por el insondable COVID-19… No hay señales del drama humano que vivieron hace unos días…

Iván Hraste-Aguilar, repicando la foto de Rubén con unas acertadas frases que advierten el término de uno de los episodios de la historia:

“ Una pesadilla que se termina felizmente para un grupo de nuestros compatriotas varados en la zona asiática. Nuestros pensamientos acompañan a quienes no lograron viajar deseándoles mucha suerte y salud.”

La solidaridad descollando respaldo humanista para un relato de su amigo Cárcamo Bougarde, que describe las vicisitudes del viaje de chilenos, en el extranjero, regresando a la Patria en tiempos del Corona Virus…

Ni pergaminos ni habilidades puedo exhibir para referirme a los hermosos y enjundiosos versos de Alberto Cortez  -compositor, cantante y poeta argentino- ya que hacerlo, aparte del riesgo torpe de hacer un panegírico inadecuado, es probable que desmotive el ánimo de disfrutar de la belleza y enjundia de sus versos:


» No me llames extranjero, porque haya nacido lejos
 / O porque tenga otro nombre, la tierra de donde vengo, / No me llames extranjero, porque fue distinto el seno / O porque acunó mi infancia, otro idioma de los cuentos” 

Elementos diversos: mensajes, pensamientos nobles, versos para encender una guitarra con música de algarabía… El collage se engarza en figuras, colores, e imágenes en una eclosión bulliciosa de ideas y realidades…

Al leer el relato de Rubén, me pregunté ¿ cuantos kilómetros hay desde Asia a Santiago de Chile ? Una pregunta estrambótica, la cual aporta otra cosa que no sea una anécdota torpe. La respuesta es: 19,211 kilómetros… siendo Chile el país más largo del mundo, la distancia que cubrieron los viajeros, fue de cuatro veces y media su tamaño de 4,270 kilómetros…

Extensión muy larga, si la medida se teje en horas de vigilia, insomnio, esperanzas truncas, y alegrías soñadas… ¡ah! … sin olvidar la medida de los ochavos…

El relato de Rubén es preciso: ( “ El costo de un chárter sobrepasaba los 680 millones de pesos. Nosotros debíamos poner la mitad. Los jóvenes de Rishikesh – frontera norte de la India – se juramentaron salir todos o no salir ninguno. Nadie debía quedar abandonado. Estaba difícil, no todos disponían del dinero pues tanto Agencias de Viaje como Aerolíneas habían desaparecido hasta el punto de cerrar sus oficinas y correos electrónicos.”)

Una suerte de “ser extranjero” para su Propia Patria…

Fue la sensación tremenda… la pesadilla de la cual hablaba Iván… Entonces, el reclamo de Alberto Cortez suena como una advertencia de justicia: “ No me llames extranjero, si del amor de una madre / tuvimos la misma luz, en el canto y en el beso /”

 

Reclamo de humanidad, por mucho que el rechazo a recibir a chilenos rezagados en el mundo tuviera por excusa la llegada del Insondable COVID-19; en esos días, se cerraron las fronteras … y también las faltriqueras:

 

Rubén lo cuenta con frases almibaradas:

“ Hubo momentos amargos en que recibimos desprecio cargado de ironía porque simplemente hay gente mala que pulula en estas redes. Materia refrendada por personajes de Chile Vamos. Hubiera bastado que se callaran, pero votaron en contra de una moción para solicitar ayuda al Gobierno.”

“ Sabíamos – por un reportaje de CIPER Chile – que la Cancillería instruyó a las Embajadas no involucrarse, por el costo económico que eso le significaría al país…”

Cuando los cochinos pesos meten bazas, no hay gesto bueno que los ennoblezcan…

El Ministro de Salud, destacó –entre las medidas adoptadas más eficaces – el control de las Fronteras … Primer país del ámbito latinoamericano en implantarla, sostuvo con satisfacción …

Tratándose de esta medida, nueva Zelanda destaca por su uso ( Michael Baker, asesor científico de Nueva Zelanda, explica el método que salvó miles de vidas y frenó al corona virus en tiempo récord: “Adoptamos un enfoque de eliminación. Las herramientas básicas son las mismas. Una de ellas es la gestión de las fronteras). Y ahora, pone a su Ejército para resguardarlas, habiendo levantado el Estado de Emergencia…

Asunto de Defensa y Cancillería… ¿ cómo se resuelve en Chile ?

El problema de los emigrantes …. Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela; la dificultad de esos países para abrir sus fronteras a los hijos de sus terruños, por razones políticas antes que humanitarias y de salubridad; y en otros linderos, la Corte Suprema norteamericana resolviendo a favor de los migrantes indocumentados, en el ámbito de la Pandemia, y señalando una ruta de humanidad para quienes defienden posiciones racistas…

El clamor suena duro, tempestuoso, vocinglero…

Hace años, declamó Neruda describiendo a Chile, en tierra lejana; donde su exilio, tuvo hambre de ausencias:

“ OH Chile, largo pétalo
de mar y vino y nieve,
ay cuándo
ay cuándo y cuándo
ay cuándo
me encontraré contigo ”

Brindemos con ese mosto soñado , por el regreso de los ausentes … la guitarra, el charango y el cultrún pondrán sonido, las hojas del canelo el olor de inciensos y un copihue blanco suavizará intenciones … no, sin antes dejar de afirmar espuelas para espolear ijares de bestias innobles, que solo saben medrar en lugar de hacerse agradecer gestos de humanidad; limpios de prebendas y generosas de solidaridad…

En otras ondas de consideraciones, sin aletear muy fuerte para no despabilar la belleza del Collage:

La Universidad de Chile lanza campaña alertando sobre la situación de la población migrante en el contexto de pandemia.

“La campaña (“La humanidad somos todes” )   está muy preocupada de trabajar en torno a la solidaridad, que es un lazo que mantiene a la sociedad unida. Es pensar que no podemos hacer nada sin el otro o la otra que hemos construido como diferencia. Se trata de fomentar la igualdad de derechos y, sobre todo, de reconocer y comprender la situación que puede vivir un o una migrante, sus hijos, cuando están lejos de su casa, sin redes, sin posibilidades y además siendo objeto de discriminación. ” (María Emilia Tijoux,  Cátedra Racismos y Migraciones Contemporáneas, de la Universidad de Chile)

La situación que comenta Rubén – la aventura del regreso a Chile desde diversas ciudades de Asia por decenas de personas – no pueden homologarse a la de los migrantes … pero las poblaciones que permanecen todavía en Chile: peruanos, bolivianos, ecuatorianos, colombianos, venezolanos; si condicen con lo de migrantes y no connotan como turistas…

Nuestras fronteras están abiertas para que emigren, empero, las de sus Patrias están cerradas, por la contingencia sanitaria, la situación política o la cuestión económica.

La reciente manifestación climática aportó frío, hambre, hacinamiento y miedos de contaminación a las centenas de migrantes que sitiaron sus consulados, exigiendo facilidades para su repatriación y ejerciendo la tozudez de no moverse hasta tener respuesta positiva de sus respectivos Gobiernos…

La solidaridad tiene facetas distintas para manifestarse:

En la situación de los chilenos con demandas de regreso: “ o nos regresamos todos o nos quedamos todos juntos”.

En el caso de los que esperan ser retornados, la solidaridad se expresa declinando su actitud y aceptando la hospitalidad de albergues municipales “por el tiempo que dure la cuarentena, para cuidarnos y lograr que nuestros países nos acepten ”.

En ambas situaciones:   “ no me llames extranjero” parece ser el santo y seña necesario para abrir las fronteras, cerradas aún con candados de displicencia, arbitrariedades políticas o fusiles militares…

¡ Cuánto deseamos que las Autoridades Políticas se compadezcan con el verso aquel:

“ No me llames extranjero, si del amor de una madre / tuvimos la misma luz, en el canto y en el beso / con que nos sueñan iguales, las madres contra su pecho ”  ( Otra vez, Alberto Cortéz ) !

LEOPOLDO MARTIN RAMOS

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *