Mi amigo se fue.

TEXTO:  LEOPOLDO MARTIN RAMOS

Mi amigo se fue.

El poeta escribió:

“ Cuando un amigo se va / Queda un tizón encendido /Que no se puede apagar /Ni con las aguas de un río ”…

Escogí esta estrofa del poema de Alberto Cortez, porque me dice que el recuerdo perdura entregando calor y luz… y no hay fuerzas naturales que puedan alterar su tarea… más aún cuando el tizón, todavía en combustión, tiene estructura gruesa y es de contextura fuerte…

Mi amigo se fue porque su corazón buscó otras quimeras… no tengo dudas que inició su peregrinar en busca de la Mujer Amada que se anticipó a su partida…

Tengo prendida en mi sesera y enredada en las lienzas más finas de mis sentimientos, sus imágenes de gente ennoblecida por su sencillez y su voluntad innata de querer a la gente sin respingos y con harto fervor… dejaron una prole hermosa con iguales genes de bondad y cariño … entonces, habrá “tizón encendido” para rato largo…

Tengo una pena grande… no pude estrechar la mano franca y cálida de Rafael Urzúa Caro… hubiese querido entregarle una rosa blanca para Lucy…

Me consuelo preparando los bártulos que pudiera incluir en mis alforjas de viajero del hogaño venidero…

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *