Las primeras señales de un Varón diferente…

TEXTI: LEOPOLDO MARTIN RAMOS

Las primeras señales de un Varón diferente…

En menos de una semana desde que fue electo Presidente, pide: “ no idealizar a nadie partiendo por mi”… ; saluda con mano franca a la Guardia de Palacio, en un gesto inusitado y de nueva factura, buscando contactar a la Persona que está detrás del uniforme; visita a la Directiva de la Convención Constitucional, en sus dominios de trabajo, y confirma públicamente que no habrá intromisión en sus afanes, para que el trabajo esté exento de intervención foránea: respaldo, empero prescindencia Oficial.

Y reclama el respeto a su Dama; actitud que traduce un gesto de enaltecimiento de la Mujer, y demuestra en él la afirmación de una convicción profunda y señera.

El primer acontecimiento como Presidente Electo: la visita al Jefe de Estado en actual ejercicio. Acogió una invitación que le formuló el actual Mandatario y lo hizo en compañía de su Jefa de Campaña, Izkia Siches y su jefe político.

A las afueras del vetusto edificio de Gobierno, el Oficial de Guardia acudió a franquear la puerta. Una venia de cabeza y luego sus pasos se dirigieron sucesivamente a cada uno de los dos Uniformados que – Arma en ristre – disponían el saludo formal. Entonces, Boric realiza una acción que declara su respeto hacia la Persona detrás del Uniforme.

La mano franca, buscando la de los Vigilantes del Portalón de acceso para transmitirles la cálida manifestación de amistad y respeto

Dejó atrás Normas Protocolares y del Ceremonial  Aplicables. Era el Ciudadano, distinguido por cierto, empero sin las formalidades que le están reservadas para unos días por venir.

Y la circunstancia fue inusitada y perdurable como expresión de un Varón de comportamiento diferente, cual puede mantenerse en los años por venir, donde habrá de crear ambientes distintos, sin lesionar composturas de natural desarrollo.

La visita a la Directiva de la Convención Constitucional registró un abrazo prolongado de Boric y Loncon… instantes prolongados en los cuales nada hablaron… solo la transmisión hermosa de sentimientos de mutua admiración y esperanzas.

La escueta nota de prensa, pese a su menuda presencia, abunda en respeto, nobleza y reconocimiento de la importancia de los trabajos de la Constituyente: “ Presidente electo, Gabriel Boric, tras reunión con mesa directiva de la CC: «Institucionalmente nos ponemos a disposición para su mejor funcionamiento, respetando de manera irrestricta todas las posiciones que aquí se encuentran reunidas».

Otra nota, esta vez de un Periodista de excelencia, el conductor de CNN Chile, Daniel Matamala, viene a cuento para connotar las señales que hacen de Gabriel el Varón diferente:

“ Asimismo, el periodista aborda lo que ha sido la primera semana de Gabriel Boric como presidente electo. “El ambiente polarizado y agresivo hasta el domingo, mutó a una avalancha de valoración a los gestos (…) El asunto escaló tanto que Boric advirtió ‘tengamos mucho cuidado de no idealizar a nadie, partiendo por mi’ ”.

No debe extrañar, entonces, la reconvención y alabanzas para su Dama: Gabriel Boric, cuestionó el titular de una nota periodística sobre su pareja, Irina Karamanos, por nombrarla como “polola de Boric”.

Por cierto, la oportuna objeción reclama el tratamiento más respetuoso de una Mujer que brilla con luz propia: A raíz de esto, el futuro jefe de Estado colgó el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: “Irina Karamanos es su nombre. 

Acostumbrémonos a reconocerle agencia propia a todas las mujeres”.

En brazos de gente jóven, sin guardias de seguridad, de cara al viento, Boric – en brazos del pueblo – accedió al proscenio monumental desde donde habló, con su Primer discurso de Presidente Electo…

 

Y esto no es la especulación de un simbolismo, sino la exacta y verdadera expresión de una escena de amor…

El auto que conducía a Gabriel hasta el lugar de su discurso, no pudo llegar al sitio apropiado, donde estaba el acceso al escenario; la muchedumbre reunida impedía la acción de llegar al lugar … caminó entre ella, y al llegar a las vallas papales que rodeaban el proscenio, hubo de sortearla subiéndose a ellas, en vilo; brazos de jóvenes le ayudaron a subir…

La televisión le mostró en el momento exacto… después la escena no se ha repetido en la divulgación de noticias, como tampoco el saludo a mano abierta hecha a los guardias que custodiaban el Palacio La Moneda… vericuetos de las comunicaciones, necesarios de resaltar las situaciones para no olvidarlas…

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *