ÚLTIMO DÍA, NADIE SE ENOJA… Por Enrique Fernández

Texto de Enrique Fernández 

enrique fernandez

 

Fue la época de la niñez, cuando en el último día de clases tomábamos el borrador del pizarrón, lleno de tiza molida, se lo lanzábamos a quien estuviera más cerca y proclamábamos esta alegre sentencia: “¡Último día, nadie se enoja!”…

Jorge_GonzálezSería saludable reflotar esa práctica infantil al concluir el año.

Un año complicado, en el que anduvimos enojados los unos con los otros y los otros con los demás. Hay personajes cuya rabia permanente forma parte de la normalidad de su carácter, como el cantante Jorge González, ex vocalista de “Los Prisioneros”, que hace algunos años derribó de un manotazo los micrófonos en una conferencia de prensa porque le molestó una pregunta.

 

O el sociólogo Fernando Villegas, que desde su columna en el diario “La Tercera” lanza epítetos contra la televisión, que alimentó sus finanzas durante 25 años hasta que se terminó el programa dominical “Tolerancia Cero”. O el abogado Tomás Mosciatti, que desde su radio Biobío ataca todos los días al Gobierno, a pesar de los numerosos aportes publicitarios que su emisora recibe… del Gobierno.

Incluso el Canciller Heraldo Muñoz, que por su cargo como jefe de la diplomacia debiera controlar su temperamento, se enfureció el 4 de agosto y le advirtió al Presidente boliviano Evo Morales: “¡Nos vemos en La Haya!”. El 24 de septiembre, la Corte Internacional de La Haya rechazó por 14 votos contra 2 los argumentos de Chile que pretendía paralizar la demanda de Bolivia para negociar una salida al mar. Si el Canciller se volvió a enfurecer, debe haber sido ahora a puertas cerradas, porque públicamente no admitió la derrota de la estrategia diplomática chilena.

Hasta la Presidenta Michelle Bachelet pareció enojada cuando se le echaron a perder sus vacaciones, en febrero, y se enteró “por la prensa” de los negocios inmobiliarios de su hijo Sebastián. Ella no sabía que Sebastián Dávalos y su esposa, Natalia Compagnón, obtuvieron un crédito por 6.000 millones de pesos del Banco de Chile y con ese dinero compraron más de 40 hectáreas de tierras en Machalí, que luego venderían en 9.000 millones, con una ganancia récord y sin mayor esfuerzo…

Por eso, al concluir este 2015 Michelle Bachelet admitió que fue “el peor” de los seis años en que ha dirigido el Gobierno, considerando los cuatro años de su primera administración (2006 – 2010) y los 21 meses transcurridos del período actual. «Claramente, hasta ahora, es el peor. O sea, estoy esperando con ansias el 31 de diciembre», dijo la mandataria, en declaraciones al diario “Publimetro”.

Burgos 301215

 

También se enojó el Ministro del Interior y Seguridad Pública Jorge Burgos, cuando la Presidenta viajó en secreto a la Araucanía, el 29 de diciembre, y no lo incluyó en su comitiva, en circunstancias que él había preparado ese viaje a lo largo de cinco visitas que efectuó a la región en los últimos siete meses. Además, si uno de los problemas que afectan a sus habitantes es el clima de inseguridad por las muertes y ataques incendiarios, en el marco del “conflicto mapuche”, era lógico que el Ministro Burgos acompañara a la Presidenta. Pero sólo se enteró del viaje cuando el avión presidencial iba en vuelo a Temuco. ¿Cómo se justifica un error de estas proporciones, si usted considera que Burgos es el Vicepresidente de la República cuando la Presidenta se ausenta del territorio?

Eso fue lo que Burgos trató de aclarar cuando al día siguiente del viaje a la Araucanía se entrevistó con la mandataria durante 40 minutos, para hacerle presente su molestia. A la salida señaló a la prensa que hablaron “de manera muy franca”

“Yo le manifesté cuáles eran las complejidades en mi rol de Ministro del Interior. Ella coincidió en que la forma no fue la mejor” y le aseguró que “esto no se puede repetir en el futuro”.

“El hecho que motivó este problema, no va a volver a ocurrir, que es lo importante”, agregó el Ministro, al encaminarse hacia su despacho de trabajo.

En la oposición también andan enojados, desde que perdieron la elección presidencial a fines de 2013 con su candidata Evelyn Matthei que, como se sabe, no disimula sus arrebatos de ira. En sus últimas acciones, los partidos de la derecha trataron de bloquear la gratuidad para los estudiantes universitarios, con el argumento de que querían defender a los jóvenes “más vulnerables”. ¿Quién puede entender esto? ¿Cómo es posible una afirmación semejante de quienes propiciaron la creación de decenas de universidades privadas que manejan la educación como un negocio lucrativo o “un bien de consumo”, en palabras de Sebastián Piñera?

Todos tienen sus razones para enojarse…

Ese clima se apreció con claridad durante la última Navidad, cuando los compradores de regalos se volcaron a las calles y chocaban unos con otros, enfurecidos, bajo un sol ardiente y más de 30 grados de calor. La ira fue desapareciendo a medida que llegaba la Nochebuena y la repartición de regalos, incluyendo esa curiosa modalidad de “el Amigo Secreto”, para que nadie quede triste. Del origen de la natividad pocos se acordaron.

Pasó la Navidad y en las “redes sociales” comenzó a circular el siguiente mensaje:

– Aviso a toda la población: el simulacro de paz y amor ha finalizado. Ya pueden volver a ser los mismos de siempre…

¡Feliz Año Nuevo…!IMG-20151226-WA0001

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *