COMENTARIO CRÍTICO INHABITUAL   por NELSON VILLAGRA GARRIDO

Publicado por Nelson Villagra Garrido  

 

 JASON WATKINS

 

Hacía tiempo que no quedaba impactado por el trabajo de un actor en cine.

 

A fines del año 2010 – prácticamente entre fiestas navideñas – en la ciudad de Bristol, Inglaterra, se cometió un asesinato en contra de una joven de 25 años, Joanna Yeates Clare.

 

Las primeras sospechas de la policía recayeron sobre un vecino, profesor de inglés jubilado, Cristopher Jefferies, propietario arrendador del apartamento en que vivía la víctima.

 

Mr. Cristopher Jefferies, fue descrito por la prensa como una persona de modales excéntricos y afeminados. Estas dos características fueron utilizadas por los medios de comunicación de la época para fabular toda suerte de intrigas y supuestos desmanes del personaje. Una campaña en contra suya infamante.

 

A pesar de todo, luego de algunos días de detención e interrogatorios, Mr. Jefferies fue absuelto libre toda sospecha.

 

Un ex alumno del profesor mencionado, Roger Michell decidió rodar, primero una miniserie, y luego un film sobre el caso real. El film lleva por título “The Lost Honour of  Cristopher Jefferies”, y fue éste el que tuve el placer de ver. Roger Michell nos propone una puesta en escena excelente sobre un excelente guión de Peter Morgan. Con un óptimo nivel de actuación de todo el reparto de actores.

 

El protagonista es el actor inglés Jason Watkins. Actor que crea una composición de personaje sumamente difícil de mantenerlo en la línea de veracidad escénica. Efectivamente, como espectador vemos un personaje peculiar: excéntrico; un intelectual muy culto; raro; afeminado; sincero; noble; bondadoso; pundonoroso; emotivo. Todo eso y más, al mismo tiempo, y por separado.

 

Amigos, yo sé que los actores que lean este párrafo saben lo difícil que es actuar un tal personaje con tantos matices. Y el espectador en casos similares también sabe que no es habitual que el arte – en este caso el arte del actor – nos evidencie emocionalmente que “la parte sólo existe en relación al todo”.

 

Watkins, posee tal “sentido de la medida” – sentido esencial para ser un buen actor – que todos sus matices son de una veracidad emocionante. Nos entrega un personaje que nos deja acercarnos a él poco a poco, cautelosamente, en un juego permanente de identificación y crítica.

 

Es cierto, al parecer, que los actores dependemos del personaje, de la situación interesante por la que cruza el personaje. De qué modo cruzamos esa situación es nuestra tarea como actores. Jason Watkins cruza su cuestionado pundonor de manera brillante, inolvidable.

 

 

Nelson

 

Publicado por Nelson Villagra Garrido  

Etiquetas:CRÓNICAS DESDE LA HIGUERA Comentario crítico inhabitual

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *