Músicos por cierre de Radio Uno: “Esto pasa cuando el mercado intercede”

Abril Becerra | Jueves 25 de febrero 2016   https://plus.google.com/share?url=http://radio.uchile.cl/2016/02/25/musicos-por-cierre-de-radio-uno-esto-pasa-cuando-el-mercado-intercede

LOGO RADIO UNO

 

 

El cierre de la señal, que cesó sus transmisiones este miércoles, fue cuestionado por los artistas. El desafío, comentan, es que el Estado se haga cargo de una plataforma que preserve el patrimonio de la música local

 

¿Cómo está comportándose la difusión de la música chilena? ¿Cuánto ha influido la Ley del 20 por ciento en su consolidación?

 

Con el cierre de Radio Uno, señal perteneciente al consorcio  Ibero Americana Radio Chile que desde 2008 transmitía únicamente música chilena, diversas críticas surgieron respecto de cómo hasta hoy ha funcionado la difusión de los trabajos locales.

 

Los cuestionamientos apuntan a un eje principal: la concentración de medios. “Cuando apareció Radio Uno todos pensamos que era como la llegada de la democracia, que iba a existir una diversidad, pero no fue así”, comenta el músico Héctor Pavez.

 

“El proyecto de Radio Uno era maravilloso, pero desde un principio repitió una misma parrilla. Entonces, claramente eso produjo una desigualdad entre los proyectos musicales. Aquí el tema es el mercado. Esto pasa cuando el mercado intercede”, reflexiona el folclorista.

 

Asimismo, agrega que “es que el Estado el que debe hacerse cargo de tener una plataforma de difusión de sus artistas, para que exista equidad en relación a la emisión. Esto debería pasar con todos los proyectos que tienen que ver con difusión”.

 

El cierre de la emisora se genera en medio de la irrupción de la Ley que obliga a las radios a emitir un 20 por ciento de música nacional.  En ese contexto, Álvaro Scaramelli, presidente de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD), recalca que a raíz de la normativa se han fomentado espacios de emisión. “El promedio de difusión el año pasado, con Radio Uno y antes de la Ley, era de un 13 por ciento y a veces subía a un 16 por ciento. El promedio actual es de 28 por ciento de música chilena y creemos que cuando todas las radios estén cumpliendo cabalmente la ley vamos a estar en un 35 por ciento”, dice.

 

Pese a ello, otro análisis recae en la formación de audiencias musicales. Angelo Pierattini declara, por ejemplo, que “el Estado debería tener una responsabilidad, una protección del patrimonio cultural chileno”.

 

“Aquí hace falta difusión efectiva. En los colegios cada vez se habla menos de música y eso ya da cuenta de una muy baja valoración de los trabajos nacionales. Hoy la música chilena tiene para todas las audiencias y eso me parece que es un gran avance que ha existido en, por los menos, los últimos 20 años”, añade.

 

Radio Uno continuará funcionando a través de Internet y su espacio FM será ocupado por una señal evangélica. “Cada proyecto tiene su proceso entonces, en ese sentido, Radio Uno ya había cumplido su ciclo. La marca sigue en el consorcio y se va a potenciar en su formato virtual”, comenta José Luis Godoy periodista de comunicaciones del coglomerado.

 

“Radio Uno no es la única fuente de difusión de música chilena, sobre todo, cuando lo virtual es cada vez más preponderante”, concluye.

 

RADIO UNO

 

 

Radio Uno sale de su frecuencia

y será reemplazada por señal evangélica

La FM de la música local decidió arrendar su frecuencia a radio Corporación. Se concretará en 2016. El movimiento se da en el año en que la ley del 20% simbolizó un triunfo de los artistas locales en el dial.

Claudio Vergara2 2 de diciembre del 2015 /

 

A principios de 2008 -cuando el debate acerca de música chilena en radios aún no ganaba entusiasmo y la hoy aprobada ley del 20% todavía no concentraba la discusión- su llegada constituyó un hito: Radio Uno se convirtió en la primera señal que dedicaba la totalidad de su parrilla al cancionero local, desde Violeta Parra y Los Jaivas hasta Supernova o Francisca Valenzuela, replicando un modelo que en otros países acumulaba varios años.

 

Pero esa pequeña victoria de la música facturada en el país, aplaudida casi de manera unánime por la escena nacional, se alista para enfrentar su cambio más drástico. En los últimos meses, la estación que emite en el 97.1 de la FM decidió dejar su frecuencia para arrendarla a radio Corporación, señal de carácter religioso ligada al credo evangélico y que transmite en el dial AM.

 

Así lo confirman desde Ibero Americana Radio Chile, empresa del grupo Prisa y propietaria de Uno, donde aseguran que ya hay un acuerdo y una carta promesa para materializar el traspaso de la frecuencia. Eso sí, el mismo trato establece que la operación está sujeta a restricciones de confidencialidad hasta que los órganos pertinentes revisen y autoricen el negocio -trámite que se lleva a cabo por estos días-, por lo que declinaron entregar más detalles. 

 

En la industria radiofónica se estima que a partir del primer trimestre del próximo año dejará de funcionar la emisora de la música local para dar paso a su símil evangélica. De hecho, desde la directiva de Corporación confirman a La Tercera el estatus del convenio: “Informamos que hoy se está en un proceso de formalización con Ibero Americana Radio Chile”.

 

Por su parte, en esta última compañía aclaran que el proyecto de Radio Uno no se acaba y que hoy se barajan una serie de alternativas para que pueda seguir en otro formato. Uno de los planes es que se convierta en una señal digital.

 

Como fuere, el destino más inmediato de Radio Uno representa una paradoja: justo en el año en que se aprobó la ley del 20% de música local en radios, su mayor emblema de los últimos años, y la FM que encarnó antes que nadie tal anhelo, sufrió un proceso de declive que hoy tiene a su formato más tradicional a las puertas de la desaparición.

 

Por ejemplo, en junio la estación decidió eliminar toda su programación en vivo, por problemas de financiamiento y, según consignaron desde el propio consorcio, por cambios en su línea editorial. Otro de los análisis que se realizaba al interior de la firma era que la propia ley del 20% había afectado la apuesta de Uno, debido a que ya no representaba una novedad y a que finalmente la audiencia no necesitaba ir hasta el 97.1 para escuchar artistas del país. De esa forma, la señal optó sólo por pasar música y sacó del aire espacios como La picá de Uno o Escudo nacional. En resumen, la apuesta por emitir sólo contenido nacional no resultó rentable.

 

En cuanto a los números, los niveles de audiencia también han mostrado una baja sostenida. Según la encuesta Ipsos, la emisora obtuvo un  3,2% de alcance en el ranking general del cuatrimestre de enero a abril de este año, situándose luego en un 2,4% entre agosto y noviembre de la misma temporada. En los últimos meses se ubicó en el puesto 16 del listado global.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *